LAURA LUELMO SOMOS TODAS

El hashtag #laurasomostodas ha corrido como la pólvora por redes, blogs, noticieros. Porque Laura acaba de nuevo de desactualizar la lista, la estadística, del número de víctimas de violencia contra la mujer. Y como todas mis entradas del blog, ésta va a ser una entrada fácil de entender y leer.

Antes de nada: varias cositas:

  • Los estadistas de 3 al cuarto y su infame listado de denuncias falsas. Más abajo hablaré de ello.
  • La seguridad en nuestro país: ¿España es un país violento? Evidentemente NO si lo comparamos con Burkina Faso, Nigeria o tantos otros. Si hablamos de violencia (en general) contra la Mujer sea quién sea el agresor, España no es un país que lidere el ranking mundial ni mucho menos (y afortunadamente) y si hablamos de Violencia doméstica, el índice tampoco es de los más altos puesto que países vecinos como los nórdicos tienen una tasa más alta. Pero que un país sea menos violento que otros, no significa que no lo sea, y que haya que dejar de luchar contra esta lacra (tanto dentro como fuera de nuestro país).

Con esto qué quiero decir. Pues quiero decir que las personas (hombres y mujeres) que estamos en contra de cualquier forma de violencia contra la Mujer conocemos muy bien de todas estas circunstancias, de todos estos índices, de todas estas estadísticas, pero oíganme los ofendidos por creer que los metemos en el mismo saco: NO ES ASÍ, NO LO HACEMOS, NO CREEMOS QUE TODOS LOS HOMBRES SEAN VIOLENTOS DE ALGUNA MANERA (Y AQUÍ INCLUYO CUALQUIER TIPO DE VIOLENCIA INCLUSO LA VERBAL O EL ACOSO CALLEJERO). NO LO CREEMOS PORQUE CONOCEMOS DE HOMBRES QUE ESTÁN EN LA LUCHA Y CONDENAN SIN PEGAS NI PEROS CADA SITUACIÓN DE VIOLENCIA Y ENTIENDEN QUE VIOLENCIA INCLUYE MUCHÍSIMO MÁS QUE EL ASESINATO.

Y ahora me dirán, ¿es que también es violencia una mirada al pasar o un piropo? Pues miren ustedes: SÍ. Un sí como una camioneta. ¿Y saben por qué?? Porque hemos escuchado cientos de veces el relato de mujeres que escucharon una frase, sintieron un paso tras ella, una mirada desafiante y luego han denunciado una violación o han aparecido muertas. Y créanme, eso da miedo. Por mucho que queramos fingir, tenemos miedo, señores. Miedo a aparcar en el garaje de noche solas, miedo a pasar delante de un grupo de 4 hombres, miedo a volver sola andando a casa de noche, a hacer deporte por caminos pocos transitados, miedo, terror, pánico a que tu hija salga un día y no vuelva jamás porque un par de machotes bebieron, se pusieron contentos y al verla pasar decidieron que su deseo estaba por encima de su libertad y de su vida. Entiendan ustedes, señores ofendidos, que ante el MIEDO la única posibilidad que nos dejan los violentos es actuar de cualquier forma pacífica posible para acabar con esta lacra. Y ahí pues, miren, entran las ilustraciones y las frases y los comentarios que tan poquito les gusta y que tanto les ofenden y rebaten por redes y blogs y grupillos de amigotes. Porque solo es una forma de expresar la condena y la rabia. O ¿preferirían que recurriéramos a otras formas más drásticas de expresión y liberación del miedo y la rabia? Porque no les entiendo muy bien qué les ofende de la libre expresión del miedo, la rabia, el dolor, la condena.

Yo no creo, ni ninguna persona feminista puede creerlo, que vivamos en uno de los países más violentos del mundo ni que todos los hombres lo sean. Pero háganme el favor, dejen ustedes esa despreciable e indigna demagogia y esa mediocre alegación del “no todos somos iguales” o “también hay mujeres machistas”  porque realmente dice muy poco de ustedes. CONDENEN , SIN MÁS, Y AGUÁNTENSE CON LOS COMENTARIOS QUE NO LES GUSTAN, QUE JAMÁS VAN LLEVARLES A LA TUMBA  O A UN HOSPITAL.

Por otro lado: SÍ, CONOCEMOS EL NÚMERO DE DENUNCIAS VERDADERAS Y FALSAS. Les voy a copiar a todos los datos de condenas y absoluciones,  del año 2017, que es el último actualizado del INE, lo pueden ver también en su web, si quieren:

Violencia doméstica y violencia de género – Año 2017
Violencia de género Violencia doméstica
Víctimas 1,2 29.008 6.909
Personas denunciadas 1,3 28.987 4.908
Personas condenadas 3,4 27.202 5.612
Personas absueltas 3,4 6.181 1.252

Ahí lo tienen. Vamos creer que esas personas absueltas han sido víctimas de una denuncia falsa. Ya ven las cifras oficiales frente a las condenas. Y por otro lado, vamos a creer que a su vez, estos hombres absueltos denunciaron por falsa denuncia. Pues bien, sobre esto, la Fiscalía General del Estado subraya que el porcentaje de denuncias falsas por violencia machista es “escasísimo”. Entre 2009 y 2016 las condenas por denuncias falsas fueron 79, frente a las 1.055.912 denuncias por violencia de género presentadas en esos ocho años. “El escasísimo porcentaje de causas incoadas cada año por delito de acusación y denuncia falsa” es “suficientemente elocuente para rebatir las voces que se alzan en torno a la prevalencia de denuncias falsas en materia de violencia sobre la mujer”, indicó el Ministerio Público en su Memoria relativa a 2016. En 2017 , 27.202 hombres fueron condenados por violencia contra la mujer, 5.612 por violencia contra su propia pareja o expareja. El resto de hombres, 6.181, fueron absueltos. Y el resto hasta completar el más de un millón de denuncias en todos estos años se quedaron en el camino: en un alto porcentaje las mujeres no continúan el procedimiento por MIEDO y los violentos se van de rositas. Esto es lo habitual.

La alegación de la denuncia falsa, COMO SI ESTO PUDIERA COMPARARSE CON LA LACRA DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, ES VOMITIVO. Habrá que poner solución a este tema, por supuesto, porque no beneficia a nadie y abre aún más el cisma y está haciendo mucho daño a hombres y mujeres que no lo merecen, pero no es comparable.

Y aquéllos que nos llaman “exageradas”, porque alegan que en verdad vivimos en un país seguro, son desde luego parte del problema. Porque cuentan como violencia sólo el extremo: el asesinato, la violación… PERO NO CUENTAN CON EL MIEDO CON QUE VIVIMOS HABITUALMENTE, Y EL MIEDO, SEÑORES, ES UNA FORMA DE COACCIÓN Y VIOLENCIA. Así que dejen ustedes de lado estos argumentos tan penosos, y ayuden a acabar con cualquier forma de violencia contra la mujer. El miedo es lo que hace que una señora mayor diga en TV que cómo a Laura se le ocurrió salir sola a pasear… No tenemos libertad, y si la usamos nos exponemos. 

Cada vez que una mujer muere o es violada o abusada o acosada o maltratada,  detrás viene esta legión de machos heridos en su orgullo con #notallmen, Y NO ME PUEDEN EXASPERAR MÁS. Como si una violación, o un asesinato, o un maltrato no fueran condenables sin pegas ni peros.

Y lees por doquier multitud de mensajes tipo, como ya he dicho antes: “Y con las denuncias falsas qué” o “también hay mucho hombre maltratado” o “es que eso no es machismo,  es un asesinato” o “también hay mucha mujer machista” etc etc etc y yo les digo QUÉ ESTÁIS QUERIENDO DECIR,  QUÉ  ESTÁIS QUERIENDO JUSTIFICAR O QUÉ HONOR GALLITO ESTÁIS INTENTANDO DEFENDER.

Se ofenden mucho por ilustraciones feministas (de hombres o mujeres feministas, porque les recuerdo a todos que el sujeto del feminismo es la mujer, pero no hay que ser la causa para defenderla, con lo que la lucha puede llevarse a cabo por hombres y mujeres feministas), por frases en redes sociales… Todo esto les afecta muchísimo a cierto sector masculino.

Yo espero que todos estos hombres que (tan demagogos ellos) piden que no se les meta en el saco de los “malos”, porque están totalmente en contra de la violencia, sean en su casa, en su trabajo y en su grupo de amigos un ejemplo de no violencia de ningún tipo, de divulgar la igualdad, de educar en igualdad. Les recuerdo que por cada chiste machista que se cuenta, hay un hombre que se cree el cuento. Por cada foto de tetas que comparten en sus grupos de whatsapp, hay un hombre que cree que tiene derecho a tocarlas. Por cada peli porno que ven y que les hace “ponerse” con una violación, hay un hombre en la vida real que quiere probar qué se siente… Y esto, señores ofendiditos, es una realidad, es lo que nos lleva, como les decía, a los hospitales y a las tumbas. 

Porque no se crean ustedes que no luchamos por la modificación de leyes y por la mejora en la educación con perspectiva de género, no se crean que no divulgamos la necesidad de que las madres y los padres eduquen en igualdad y a sus hijos les inculquen el respeto hacia las mujeres como principal premisa para acabar con todo esto (que es a lo que siempre se agarran para pedir que dejemos de patalear en nuestras redes sociales).  No se crean ustedes que no luchamos por abolir la prostitución y el porno como formas de expresión mundial de la violencia contra la mujer y de políticas económicas y sociales patriarcales y liberales. No se crean ustedes que no sabemos qué hay que hacer y dónde. Claro que lo sabemos, pero a veces la rabia y la impotencia se nos sale por la boca y las orejas y tiramos de RRSS para expresarlas, y ahí se quedan ustedes, los ofendiditos.

Yo me pregunto: y ustedes,  ¿luchan por todo esto en su vida real?? No en las redes comentando y pidiendo respeto… No, me refiero, ¿practican ustedes con el ejemplo en su día a día??

Por cada hombre que mata, viola, tortura, maltrata, acosa en la calle, casa, discoteca, trabajo hay una legión de ofendidos por el enfado de las que llaman feminazis, es decir,  las que son como yo. Se ofenden, como digo, por nuestro derecho al pataleo en Facebook o Twitter o IG. Como si ahí pudiera hacerse otra cosa, como si desde ahí se cambiaran las leyes. NO, MACHOTES, NO, AHÍ SE VA A DEJAR CONSTANCIA DE UN ENFADO. LA LUCHA SE LIBRA EN CASA, EN EL TRABAJO, CON LOS AMIGOTES, CON LAS AMIGAS, CON LOS HIJOS, EN LOS JUZGADOS, EN LAS AULAS… ENTÉRENSE DE UNA VEZ, QUE PARECEN NO TENER NI IDEA.

Si no condenáis abiertamente y sin una sola pega,  sois cómplices: usando el mismo criterio que para los atentados terroristas de ETA. SEPAREMOS DISCURSOS, POR FAVOR, SEPAREMOS EL TEMA DE LAS DENUNCIAS FALSAS QUE YA VEN QUÉ ESTADÍSTICA TIENEN DE LAS SITUACIONES DE VIOLENCIA CALLEJERA, CASERA, LABORAL, INSTITUCIONAL, JUDICIAL Y DE CUALQUIER OTRO TIPO QUE SUFRIMOS LAS MUJERES, en mayor o menor gravedad.

Porque no sé lo que vale vuestro honor,  pero sé lo que valen nuestras vidas y nuestra libertad.

Yo veo miedo en vuestros comentarios, reconozco incluso el miedo de los violadores, asesinos y maltratadores (y ahora aquí ya me he ganado docenas de comentarios hirientes) porque aunque nuestros miedos son distintos,  están más que fundados. El nuestro,  a la vista está. El vuestro también. Porque se cree el ladrón que todos son de su condición y pensáis que nuestra lucha es una lucha para poder hacer con vosotros lo que nos habéis hecho a lo largo de toda la Historia: falso,  lógicamente. En mayor o menor medida, es lo que les pasa a todos, ¿no?. Ese miedo a perder el privilegio de salir a la calle solos sin miedo, de correr o hacer deporte a la hora que se quiera por donde se quiera, a salir de marcha sin pensar en coger las llaves por si acaso o hacer que llamas por si acaso… y un largo etcétera. Pero esto no va a pasar, porque las personas feministas no somos violentas, es lo que nos diferencia.

Pero lo que sí es cierto,  y hablo en nombre de muchísimas personas feministas con toda seguridad,  es QUE MIENTRAS NO HAYA PAZ PARA NUESTRAS HIJAS,  NO HABRÁ PAZ PARA LOS ASESINOS, MALTRATADORES, VIOLADORES,  TORTURADORES, ACOSADORES Y TODA SU LEGIÓN DE OFENDIDOS Y CÓMPLICES QUE NO CONDENAN SIN PEROS NI PEGAS. PORQUE LA LUCHA NO ACABARÁ HASTA ERRADICAR Y ABOLIR CUALQUIER FORMA DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, y se hará y se llegará donde haga falta llegar desde la unión, la sororidad, la educación y el feminismo.

2 Replies to “LAURA LUELMO SOMOS TODAS”

    1. Hola, Jaime.
      Yobana es una gran profesional y su trabajo es necesario. Si lees detenidamente mi artículo podrás ver cómo yo no niego las denuncias falsas de las que digo que destrozan a hombres y mujeres. Lo que vengo a decir es que ante la violencia que llega al extremo del asesinato, no puede alergarse nada.
      Que la violencia es algo contra lo que hay que luchar y condenar sin pegas.
      No mezclar discursos, porque no tiene sentido. No justifico el maltrato al que a veces un divorcio somete a padres e hijos, pero mucho menos voy a justificar una violación o un asesinato.
      No sé si me he explicado con claridad.
      Te doy las gracias por tu aportación al artículo.
      Un saludo y Felices Fiestas

      desousaabogadas says:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *